Otro paso en la lucha contra la enfermedad

La “droga piquetera”. Así definieron los médicos argentinos a un medicamento que le corta el camino a varios tipos de cáncer para que no sigan avanzando. En el congreso de oncología que se realiza en Berlín, los argentinos le pusieron un nombre bien local a la droga bevacizumab al explicar que bloquea el suministro de sangre a los tumores, dejándolos sin el alimento para crecer. Según los estudios, el remedio confirmó que mejora el tratamiento y la sobrevida de pacientes con cáncer colorrectal, renal, de pulmón y de mama. Ahora se informó también que puede ser eficaz para tratar el cáncer de cerebro, lo que significa el avance “más importante de los últimos 30 años” en esa patología, se afirmó aquí.

Esta fue una de las investigaciones presentadas en esta ciudad en permanente construcción, donde todo ya esta listo para festejar los 20 años de la caída del muro de Berlín.

“La terapia basada en Avastin (nombre comercial de la droga bevacizumab) es otro paso en la lucha contra varios tipos de cáncer”, dijo a Clarín el oncólogo Mario Barugel, del hospital Udaondo. La droga es un anticuerpo monoclonal humanizado, el primero de una nueva generación, los antiangiogénicos, que bloquea una proteína del organismo llamada VEGF e impide el crecimiento de los tumores. Por eso, varios oncólogos la llaman la “droga piquetera”. En el país se empezó a usar en 2005 en pacientes con cáncer avanzado de colon. Y luego se amplió su indicación a cáncer de pulmón, mama y renal. El año que viene se aprobaría su uso también en cerebro.

Según se informó aquí, el medicamento probó efectividad en los pacientes con la forma más agresiva del cáncer cerebral: además de aumentar las probabilidades de que la enfermedad no progrese durante seis meses, mejoró la función neurocognitiva, que comprende la capacidad para pensar y recordar. Este es el tipo más común y más agresivo de tumor cerebral primario maligno, y la mayoría de los pacientes experimentan una progresión de la enfermedad luego del tratamiento inicial. El profesor James Vredenburgh, del Centro Medico de la Universidad Duke, de EE.UU, sostuvo que este avance oncológico “es una esperanza para médicos y pacientes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: